martes, 9 de octubre de 2007

Esto no es el paraíso

Esta noche estoy llorando.
Lloro porque he visto un trozo del documental emitido hoy en Telecinco, sobre el drama de los inmigrantes africanos.
Lloro porque he visto a un muchacho de 23 años sobre una camilla.
Lloro porque no tiene piernas.
Lloro porque tenía miedo del mar, así que sus crueles compañeros le ataron las piernas al bote.
Lloro porque su deformada dentadura le hace parecer menos inteligente de lo que seguramente es.
Lloro porque aún así es feliz, cree que le vamos a dar unas piernas nuevas, nosotros, los dioses que todo lo podemos.
Lloro porque cuando descubra la realidad se le vendrá el mundo encima.
Lloro porque ya no tiene ninguna oportunidad, si es que alguna vez tuvo alguna.
Lloro porque además de todo esto, si alguna vez vuelve a su pueblo, se sentirá y le harán sentir como un perdedor.
Lloro porque, sin saber por qué, me siento muy culpable.
Lloro, y a pesar de eso, no se me quita la pena.

Etiquetas: ,

1 Comments:

Blogger afrika-amanece said...

Realmente hay personas que les toca vivir unas experiencias durísimas, aparte de sentirte culpable, puedes valorar lo que tienes y de lo que nos quejamos. Me sorprende leer que todavía existan personas que lloren ante hechos como este en una sociedad que cada vez más piensan en ellos mismos. Saludos

8:44 p. m.  

Publicar un comentario en la entrada

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home