martes, 3 de julio de 2007

Huesos de Santo

El amigo Peco me acaba de regalar esta perla para nuestro Diccionario:
'Me comí un chuletón que era una reliquia.'
No sabemos si era chuletón de añojo, y se confundió con chuletón añejo. Quizás fuera chuletón de momia, aunque entonces se debió de quedar con hambre. En cualquier caso, es probable que el susodicho chuletón fuera una delicia.

Etiquetas: ,

0 Comments:

Publicar un comentario en la entrada

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home