miércoles, 17 de enero de 2007

¡Sudad, malditos!

¡Por fin! Alguien ha tenido una gran idea. Demostrar, mediante un método cercano al científico, que jugando con una vídeo consola (a decir verdad, con LA vídeo consola) se puede bajar de peso.
El amigo Luis ha descubierto el experimento de un tipo de Filadelfia. Ustedes se preguntarán: ¿por qué es importante el dato de la ciudad donde vive? Bueno, pues hay que ver el vídeo donde se le ve corriendo por allí y ya entenderán el por qué. Hace seis semanas el tipo decidió bajar de peso de la mejor manera posible: continuar con sus hábitos alimenticios y de comportamiento y simplemente añadir una dosis diaria de 30 minutos de Wii Sports.
Para constatar el cambio decidió medir todo lo medible durante el experimento. Su peso, la cantidad de calorías quemadas en cada sesión, la cantidad de grasa en su cuerpo mediante dos métodos diferentes, la longitud de su perímetro barriguil y hacerse unas fotitos al inicio y al final del experimento.
Aunque el resultado no hubiera sido un éxito, que así ha sido, es algo que pongo en mi lista de: 'Cosas por hacer'.

Etiquetas: ,

0 Comments:

Publicar un comentario en la entrada

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home